La moda sostenible es un movimiento orientado hacia la reducción del impacto ambiental y social de la industria textil. Fundamentalmente enfocado en la fabricación de prendas y accesorios de manera ecológica y responsable. Utilizando materiales, procesos y prácticas que sean respetuosos con el medio ambiente y las personas.

Principios de la moda sostenible

La moda sostenible se basa en los principios de la reducción de consumo, la calidad y durabilidad. Además de la sostenibilidad ambiental y la sostenibilidad social. Donde principalmente se promueve el consumo responsable sin acumular ni comprar prendas de vestir de forma compulsiva.

Las prendas de vestir sostenibles están diseñadas para durar más. De ahí que su propósito es perdurar en el tiempo evitando así el desperdicio. La moda sostenible se puede aplicar en todas las fases de la cadena de valor textil, desde la producción de la materia prima hasta el consumo final.

Este procedimiento se evidencia en la producción de la materia prima. Debido a que, apuesta por el uso de fibras naturales. Tales como el algodón orgánico, el cáñamo, el lino o la lana. Estas fibras son más sostenibles que las fibras sintéticas, como el poliéster o el acrílico. Dado que requieren menos recursos naturales y generan menos contaminación.

Fabricación de las prendas

En la fabricación de las prendas, la moda sostenible opta principalmente por procesos que reduzcan el consumo de agua y energía. Así como la generación de residuos. Por ejemplo, se puede utilizar la impresión digital en lugar de la serigrafía, que consume menos agua y energía.

Además, la moda sostenible promueve la utilización de productos químicos menos tóxicos en el proceso de fabricación. Por ejemplo, se pueden utilizar tintes naturales o tintes ecológicos que no contienen sustancias tóxicas.

En la distribución y consumo, la prioridad es promover la venta local y la reducción del transporte. Es bien sabido que el proceso de transporte genera contaminación. Asi es como se puede promover la reutilización y el reciclaje de las prendas, evitando así que acaben en el vertedero. 

La moda sostenible ayuda a reducir el impacto ambiental de la industria textil, que es una de las más contaminantes del mundo. Comprendiendo esto los beneficios ambientales de la moda sostenible incluyen:

La moda sostenible también tiene beneficios sociales, ya que promueve condiciones laborales justas y dignas para los trabajadores de la industria textil.

Cómo participar y contribuir a través de la moda sostenible

Hay muchas formas de participar en la moda sostenible. Sin embargo, las más comunes tienen que ver con dos muir la compra de ropa, comprar ropa de mayor calidad y que perdure en el tiempo, elegir prendas confeccionadas con materiales sostenibles y reutilizar ropa.

Todas estas alternativas ayudan a generar un impacto positivo en el medio ambiente ya que reducen el nivel de desperdicio que producen las grandes compañías fabricantes de textiles.

Apoyando a marcas de moda sostenible que están comprometidas con la reducción del impacto ambiental y social de su actividad, podemos mantener en desarrollo el uso de moda sostenible. Creando nuevas empresas que se mantengan activas en el mundo de la sustentabilidad.

La moda sostenible es una tendencia que está ganando cada vez más importancia y es una oportunidad para que todos podamos contribuir a proteger el medio ambiente creando un mundo mucho más justo, saludable y libre de desperdicios a largo plazo.

Es nuestro deber contribuir con un ambiente saludable para las generaciones futuras. Promoviendo buenas costumbres, deteniendo de una vez por todas el consumismo indiscriminado y la falta de conciencia ciudadana.

Visítanos en nuestro sitio web, entérate y participa en nuestras actividades, eventos y talleres. Natureishome.es es cultura, es familia y aprendizaje.  

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *